miércoles, 15 de junio de 2011

Sin piedad dejás atrás un sequito de vana idolatría. 
Sos tan espectacular que no podes ser mío nada más...
TENES QUE SER DE TODAS.
La piel, los labios, donde roza la bambula... Serán mi prado, mi vergel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada